Decoración de una habitación de bebé

decoración de una habitación de bebe

Queda poco tiempo para recibir a esa nueva persona en tu familia, pero todavía no decides qué hacer con su habitación. Puede ser difícil decorar la habitación de un bebé, ya que tiene necesidades muy distintas a las nuestras y muy específicas.

Este cuarto debe ser funcional por sobretodas las cosas, pero también relajante, estimulante, bonito y organizado para poder crear un ambiente ideal para que el bebé duerma, juegue y explore su entorno sin riesgos.

Si tienes la suerte de contar con una habitación que puedas dedicar exclusivamente a tu bebé, o si compartirá con alguien más, puedes usar estas idea de decoración para darle al ambiente un toque especial y a la vez asegurarse de que será adecuado para esta nueva vida que traes a casa.

Incluye paredes de color

No te quedes con el clásico tono rosa o celeste, busca otros colores en tonos pasteles para decorar la habitación de un bebé. Es mejor usar tonos suaves y cálidos para dar una sensación acogedora y luminosa al espacio.

Ten en cuenta la seguridad a la hora de usar pintura, busca pintura ecológica o al agua, que no desprendan tóxicos ni mucho olor al secarse, para garantizar la buena salud del espacio.

Destaca una pared con empapelado

Si tienes una temática que te guste mucho, puedes generar una pared focal con empapelado destacando la pared de la cuna, por ejemplo. Agrega color y tramas nuevas con este recurso que seguro estimularán a tu bebé.

Si no quieres cubrir toda una pared de empapelado, puedes usarlo en una porción de la pared y pintar la otra, para dar un efecto interesante. Busca empapelados fáciles de lavar y limpiar para evitar cualquier mancha permanente.

Decora con vinilos

Los vinilos son otra gran opción para decorar el cuarto de los más pequeños, ya que son fáciles de poner y de quitar. Es un recurso económico que agrega gran interés visual y estilo.

Puedes usar este recurso para separar espacios dentro de un ambiente, por ejemplo si el bebé compartirá cuarto con un hermano. Coloca vinilos para cada uno de ellos delimitando sus espacios personales.

Busca una cuna bonita y funcional

En el mercado puedes encontrar miles de modelos que se ajusten a tus necesidades específicas, de muchas formas, tipos y colores. Lo mejor es elegir una en madera clara o blanca, para que se amolde a cualquier decoración.

El mejor material para las cunas es la madera, ya que tiene menos tóxicos que el plástico y es un material más noble con mayor durabilidad. Ten en cuenta también los tratamientos de la madera, que no tengan elementos tóxicos o dañinos.

Agrega una alfombra mullida

Tanto por seguridad como por decoración, una alfombra en el cuarto de tu bebé será tu mejor aliado. Allí puede jugar el niño sin riesgo de que se golpee y agrega estilo al ambiente.

Busca alfombras de colores neutros para que se integre mejor a la decoración y contraste con los juguetes, generalmente de colores más saturados. Incluso puedes buscar alfombras con motivos infantiles de animales o paisajes, que estimulen su imaginación.

Organiza los juguetes en cestas

Una forma muy bonita y rápida de organizar los juguetes en la habitación, es usando cestas de mimbre en distintos tonos y tamaños. Es una manera de que los juguetes estén al alcance del niño y de poder guardarlos rápidamente.

Estas cestas además agregan un elemento texturado y de diseño al ambiente, siendo un objeto bonito y funcional, algo que se agradece en este tipo de espacios. Si no quieres que estén en el piso, puedes colocar estantes y organizarlos con cestas que quepan en ellos.

Agrega un sillón

Generalmente los cuartos de bebes tiene un asiento para los padres, es un elemento funcional pero que también puede ser muy bonito. Puedes optar por una butaca que se adapte tanto a la decoración del dormitorio como al de todo el hogar, para luego reubicarla una vez que el niño crezca.

Si no tienes espacio para un sillón de una plaza, puedes optar por puffs o bancos, que también pueden esconder espacio de guardado y suman a la organización y funcionalidad del espacio.

Cuelga un móvil original

Deja de lado esos móviles de juguetería con luces y sonidos, mejor busca uno con un estilo más clásico y minimalista o ¡créalo tu mismo! De esta forma puedes agregar tu impronta personal en la habitación.

A la hora de colgar elementos del techo en una habitación de bebé, ten en cuenta que están correctamente sujetados para que sean seguros y que no estén a su alcance, para prevenir accidentes.

Viste la cuna con un dosel

Una manera muy fácil y bonita de enmarcar una cuna es agregando un dosel desde el techo. De esta forma creas un ambiente muy acogedor para tu bebé y usas el espacio vertical de la habitación para decorar, elevando la altura del cuarto.

Puedes optar por telas traslúcidas para dejar pasar la luz del ambiente o elegir un color para generar un elemento contrastante. Al igual que con el móvil, ten en cuenta la seguridad al colocar un dosel y que no se encuentre al alcance del niño.

Acuérdate del mueble cambiador

El mueble cambiador es otro de los elementos necesarios dentro de las habitaciones de bebés, que te harán la vida mucho más fácil. Hoy en día puedes encontrar muchos estilos, y hasta hay algunos que se transforman luego en una cómoda común, para no desaprovechar este mobiliario.

Es un elemento que es muy funcional y que te ayudará a agregar espacio de guardado si el espacio es pequeño. Busca el tipo de mueble que mejor se adapte a tu espacio y hasta puedes decorarlo con vinilos o pintura de colores.

Un cuarto soñado

Seguro piensas que tu bebé merece la mejor habitación del mundo y con estas ideas y un poco de originalidad, eso es totalmente posible. Adapta las ideas de diseño que te damos en este artículo al espacio que tengas y al estilo de tu hogar para lograr un espacio ideal y único para el nuevo miembro de la familia.

La creación del cuarto de un bebé es una actividad genial para hacer en familia y esperar juntos la llegada de el nuevo integrante, mientras se crea un espacio lleno de amor y personalidad.