Campamentos de Verano

Chica en actividad de aventura en campamento

Campamentos de Verano….en inglés, multiaventura

Una vez que acaba el curso escolar, llega el momento de preguntarse qué hacer para, por un lado, ofrecer unas merecidas vacaciones a los niños en las que tengan la oportunidad de relacionarse y divertirse y, por otro, permitirles avanzar en su educación. Sin duda, la mejor solución de todas, tanto para padres como para hijos, son los campamentos de verano.

Llevar a un niño a un campamento de verano tiene infinidad de beneficios. En general, los más importantes son:

1. Fomentan el aprendizaje desde una perspectiva divertida. En los campamentos de verano los niños juegan y se relacionan con otros de su edad y, además, aprenden a compartir ideas, vivencias y trabajar en equipo. Además, mucho permiten reforzar el inglés y otros idiomas.

2. Desarrollan la autonomía y la disciplina. En este tipo de campamentos los pequeños aprenden hábitos saludables que han de realizar por sí mismos. Además, se les ofrece la posibilidad de ejercitar su creatividad y de comunicarse con otras personas, tanto adultos como niños.

3. Ofrecen atención personalizada. A pesar de promover inculcar todos estos valores, los campamentos de verano tratan de ajustarse a las necesidades específicas de cada niño y ofrecerle soluciones personalizadas.

Tipos de campamentos de verano

Nos hemos puesto en contacto con Aventurama para que nos indicaran qué tipos de campamentos para niños en verano  son los más habituales. Esta es la información que nos han hecho llegar sobre sus campamentos en los que se desarrollan multitud de actividades. Sin embargo, nosotros queremos centrarnos en los cuatro que a nuestro juicio resultan de mayor interés. Son estos:

1. Campamentos Multiaventura. Los campamentos multiaventura son los que más encantan a los niños pues en ellos tienen la oportunidad de desarrollarse y aprender a partir del ejercicio físico y las actividades en mitad de la naturaleza. Y es que, por norma general, tienen su sede en espacios de gran belleza paisajística que ofrecen la oportunidad de disfrutar de actividades tales como, por ejemplo, la escalada, el senderismo o el remo.

2. Campamentos de Inglés. Lo mejor de los campamentos de inglés es que pueden combinarse con cualquier otro tipo. De hecho, no es extraño encontrar campamentos multiaventura en los que la única lengua que se habla es el inglés. Por lo tanto, los niños que acuden a ellos tienen la oportunidad de mejorar sus conocimientos en este idioma fácilmente.

3. Campamentos urbanos. Estos son aquellos campamentos que se desarrollan en plena ciudad y, por lo general, en las instalaciones de colegios o instalaciones similares durante los meses de verano. Sin duda, se trata de la solución ideal para todos aquellos padres que desean compatibilizar sus vacaciones con las de sus hijos.

4. Campamentos artísticos. ¿Cómo incentivar y fomentar la creatividad de los más pequeños de la casa durante el verano? Pues mediante un campamento artístico que le permite desarrollar sus dotes como pintor, dibujante de cómic o fotógrafo, por ejemplo.

En definitiva, los campamentos de verano solo ofrecen ventajas tanto para niños como para adultos. Por ello, si quieres que tu hijo se divierta este verano y aproveche al máximo el tiempo de vacaciones que posee, inscribirlo en uno es una solución ideal.