Alfombra puzzle, de plástico, PVC o goma Eva para el suelo de bebés y niños

Alfombra puzzle de Goma Eva

Alfombras puzzle

Las alfombras puzzle son el juguete todo en uno para bebés y niños. Por una parte les protege de golpes y al mismo tiempo les estimula a jugar con el propio puzzle y potenciar de este modo su ingenio. Es una solución segura para los padres con un invento original y divertido que además se puede adaptar al tamaño de la habitación en la que se monte. Algunas alfombras incluso se pueden transformar en otros juguetes como en un balancín, un cubo o incluso en un jardín de flores.

Un juguete seguro

Están formadas por varias piezas a modo de puzzle para montar y desmontar, según el momento y el lugar, con conectores o cremalleras. En el mercado es posible encontrar distintos tipos y una amplia variedad de precios que se ajustan a todos los bolsillos. Todas tienen en común un tacto suave y agradable. Protegen de los golpes, son antideslizantes y en caso de un traspié amortiguan las caídas al ser ‘blanditas’.

Protección eficaz contra el frío

Estas alfombras están pensadas especialmente para poder jugar sobre, con ellas y para que sean el lugar donde se empiece a gatear. Están fabricadas con materiales como la goma EVA, de los más habituales, un polímero termoplástico que hace posible que se amortigüe el ruido gracias a su forma espumosa y lo más importante, mantienen la temperatura de las alfombras conservando el calor.

Fácil limpieza de manchas

Su composición posibilita un fácil mantenimiento, siendo lo más recomendable usar un paño húmedo para quitar las manchas, nunca usando productos abrasivos que los dañen o sean perjudiciales para la salud de los ‘peques’. Y si éstas se resisten otra vía es intentarlo en la bañera con un cepillo o en la lavadora, en frío, si así viene indicado.

Fuente de estímulos para los más pequeños

Estos tapetes tan especiales están diseñados con colores vivos, caminos, formas geométricas, dibujos con vehículos, animales o muñecos que sirven de fuente de estímulo creativo para los niños, invitándoles siempre a jugar. Unos juegos que según los expertos aumentan la percepción espacial y el pensamiento de los pequeños. Aunque hay que fijarse, hay modelos que están preparados para niños a partir de 10 meses de edad, no siendo conveniente hasta los tres años si tienen piezas pequeñas.

Igualmente las alfombras puzzle son todo un impulso para su imaginación, el tacto, la vista y una fuente de pronto aprendizaje gracias a modelos que ayudan pronto a familiarizarse con números o letras. En definitiva, factores que influyen en su crecimiento. Toda una serie de ventajas a las que se les une el factor de ofrecer seguridad y tranquilidad a los padres para que sus hijos jueguen de forma más segura.

Sabías que…

Aunque estas alfombras están destinadas a los primeros años de vida de un niño también las hay para los más mayores. Son una nota de color y originalidad para el dormitorio además de sostenibles porque algunas son de eco-fieltro, material resultante del reciclaje de botellas de plástico.